Los peinados con trenzas son un must esta temporada.

El cabello tiene la posibilidad de cambiar su forma natural gracias a una serie de propiedades que posee la fibra capilar y que permite crear diversas formas, volúmenes y movimientos que podemos fijar por un tiempo más o menos prolongado.

Los peinados con trenzas son algunos de los procedimientos de peluquería más antiguos del arte del recogido.

Creatividad en los peinados con trenzas

¡No hay nada como una bonita trenza para lucir un cabello recogido o semirecogido! Ya sea bien estructurada o más desenfadada el peinado con trenzas es un práctico, muy femenino, y lo puedes lucir en una gran variedad de ocasiones. Existen muchos tipos de trenzas que pueden hacer exhibir nuestro cabello de una manera espectacular y no requieren de demasiado trabajo, aunque sí, de unas dosis de creatividad y destreza.

Estas técnicas de trenzas están muy marcadas por las tendencias de la moda, y ahora ¡son tendencia!

¿Cómo hacerlas?

Las trenzas pueden ser en sí mismas un peinado. Recogidas a ambos lados de la cabeza, envueltas creando el clásico moño o chongo. También pueden formar parte de un recogido.

Puedes hacerlas unidas o combinadas con otras técnicas para crear diseños variados. Otra aplicación interesante es como postizo en los recogidos. Además, el trenzado puede realizarse con diferentes grosores, formas y número de cabos.

Tipos de peinados con trenzas y unos tips para hacerlos

Hay muchos peinados con trenzas, ¡tantos como tu imaginación decida! Pero hoy vamos a centrarnos en estas cinco trenzas más comunes, y que además, son fáciles de hacer:

  1. Trenza clásica y muy sencilla

Es la clásica trenza es de tres cabos, y para realizarla se va agregando cabello a cada sección mientras se forma la trenza

  1. Trenza francesa o de raíz

Esta trenza es una variación sobre la trenza clásica, que resulta algo más sofisticada, y elegante.

Para hacerla debes abrir inicialmente tres mechones, de manera que el cabello quede dividido en tres secciones, que luego se entrelazan cerca del cuero cabelludo.

Los primeros tres pequeños mechones de cabello en la parte de la coronilla, se entrecruzan una sola vez. A continuación, se repite lo mismo con mechones nuevos, hasta que hemos recorrido, de la coronilla hasta la nuca, todo el cuero cabelludo. Si te atreves a complicarlo más, y para un resultado más trabajado, antes de comenzar, puedes dividir el cabello en dos o más partes y mantenerlas separadas, pudiendo crear múltiples trenzas francesas independientes.

  1. Trenza holandesa

Una trenza holandesa es el reverso de una trenza francesa. A veces se le llama trenza de “adentro hacia afuera”  o trenza inversa. La técnica es la misma, excepto que en lugar de llevar las secciones de tu trenza sobre y en el centro, se llevan por debajo. La forma de la trenza holandesa puede apreciarse en la parte superior, mientras que las secciones de cabello añadido quedan por debajo.

  1. Trenza de espiga o cola de pez

La trenza de cola de pez es ya un peinado un poco más elaborado. Se trata de una trenza muy hermosa y que resulta apropiada para lucir tanto en eventos casuales como más formales.

Para comenzar a realizarla debes dividir tu cabello en dos mitades por el centro. Una vez hecho esto, agarra los dos mechones uno en cada mano, e irás agarrando una pequeña porción de un lado y lo pasarás por encima hacia el otro lado. Repite el mismo procedimiento del otro lado hasta formar la trenza completa.

  1. Trenza de cuerda

Este peinado trenzado es muy fácil de hacer. Comenzarás por dividir la porción de cabello que vas a trenzar en dos partes, las que a su vez, después se entrelazarán entre ellas. Una vez dividido en dos porciones, deberás enrollar cada parte sobre sí misma, es decir la porción de la derecha la tuerces hacia la derecha y la porción de la izquierda hacia la izquierda. ¡Ten cuidado de no soltarlas mientras cruzas la parte de la derecha hacia la izquierda!. Sigue así hasta terminar.

Más allá de las trenzas

Además de los peinados con trenzas, existen otros dos tipos de peinados que se asimilan a las trenzas y resultan muy lucidos y sencillos de realizar. Estos son los anudados y torcidos:

  • Anudados, pueden ser con un nudo sencillo o encadenado.
  • Torcidos pueden ser de 1, 2 o 5 cabos.

¿Cómo hacer anudados?

La técnica de anudar el cabello es un recurso fácil de realizar y que consigue unos acabados muy atractivos. Se puede hacer más sencillo o más elaborado. De tu creatividad dependerá el resultado final.

Modo anudados 1

  1. Separa el pelo en dos coletas: una en el occipital y otra en la nuca.
  2. Cardar las puntas para conseguir consistencia y esconder el sobrante.
  3. Realiza un nudo sencillo.
  4. Otra opción más actual sería dejar las puntas disparadas.

Modo anudados 2

En este diseño utilizamos una serie de pequeños nudos encadenados unos a otros para finalizar uniéndolos en la nuca en forma de torcidos.

  1. Trata de hacer una coleta baja en la separación central.
  2. En las separaciones laterales, comenzamos realizando un nudo sencillo.
  3. El cabo sobrante del nudo anterior lo unimos al arranque del siguiente nudo.
  4. Anudamos las dos series laterales.
  5. Realizamos retorcidos de una sola mecha.
  6. Continuamos con los retorcidos hacia la parte inferior.

¿Cómo hacer torcidos?

Un sencillo y elegante diseño, podría ser el elaborado con torcidos de un solo cabo. Muy indicado para ceremonia.

  1. Realizamos una coleta baja en la separación posterior.
  2. Hacemos torcidos de un solo cabo, uniendo el extremo de uno con la base del siguiente.
  3. Empezando por la separación de la sien, realizar torcidos hacia la nuca.
  4. Continuar con la misma operación hasta completar el diseño.