Seguir una dieta equilibrada y variada es garantía de salud y belleza. Los alimentos para tener un cabello saludable incluyen nutrientes que ayudan a mantener el cuidado de nuestra piel, uñas y cabello. Estos alimentos han de ser suficientes y de buena calidad para que el aspecto del cabello luzca bello y saludable.

Alimentos para tener un cabello saludable

Un secreto de belleza es, sin duda, seguir una dieta equilibrada a base de alimentos ricos en nutrientes que influyen en la belleza del cabello, como son el aceite de oliva virgen extra, frutas de todos los colores, pescados azules, ¡y muchas verduras!

Además, los nutricosméticos, son píldoras de belleza, ricas en antioxidantes y vitaminas antiedad, que nutren nuestro cabello desde dentro.

Las vitaminas principales e incorporadas a los alimentos que nos ayudan a lucir un cabello saludable son:

  • Los Betacarotenos, que se encuentran en las verduras de hoja verde, y frutas y verduras rojas, amarillas o anaranjadas.
  • Vitamina A, se encuentran en alimentos de origen animal; carne, pescado, huevos, aves o lácteos.
  • Vitamina B, aparece en legumbres, frutos secos, frutas y verduras frescas.
  • Vitamina C, favorece la producción de colágeno, y se encuentra en cítricos, tomates y fresas.
  • Vitamina E, está en la albahaca, orégano, espinacas y albaricoques.

Entre los minerales destacan:

  • El selenio, que se encuentra en alimentos de origen animal, cereales, frutas y verduras.
  • El hierro, fomenta el buen estado del cabello y la piel. La levadura de cerveza, los frutos secos, y las verduras de hoja verde son ricas en hierro.
  • El azufre, forma parte de manera natural del cabello, y su consumo favorece la protección del mismo. Se encuentra en huevos, cereales integrales, y lácteos.

Alimentos que provienen del mar para un cabello saludable

Las algas tiene un alto poder nutritivo. Las que poseen propiedades para mantener el cabello en buen estado son:

  1. Hijiki, son de color negro y muy sabrosas. Tienen propiedades remineralizantes para el cabello, las uñas y el pelo.
  2. Spirulina, se comercializa en forma de polvo o pastillas. Es rica el vitamina B, E y provitamina A, y tiene propiedades regenerativas para el cabello.
  3. Nori, se usa habitualmente para envolver el sushi y el sashimi, y son ricas en vitamina B12, hierro, calcio y potasio. Su consumo incide positivamente en el aspecto del pelo.
  4. Kombú, es un alga detoxificante, rica en yodo, hierro y calcio.
  5. Wakame, es rica en minerales, proteínas y vitaminas del grupo B y C. Favorece el crecimiento del cabello y las uñas.

Qué comer, cuándo comer y cómo comer

  • QUÉ: La realidad es que hay que comer todo tipos de alimentos para tener un cabello saludable, y tratar de tomar las proporciones recomendadas de proteínas, hidratos de carbono, grasas, vitaminas y minerales.
  • CUÁNDO: Es recomendable dividir las calorías que consumimos al día en cinco comidas, ya que nuestro organismo está diseñado para ahorrar energía en forma de grasa por si no hubiera comida posteriormente, por lo que cuando privamos a nuestro organismo de comida durante mucho tiempo, lo que consumamos en la siguiente comida se acumulará. Además, si no mantenemos los niveles de glucosa en sangre constantes, las ganas de comer aparecerán antes.
  • CÓMO: Debes comer sentada en la mesa y con tranquilidad, con calma, saboreando cada bocado y masticando bien los alimentos. ¡Haz tus pausas posando los cubiertos en el plato!

¿Qué cantidad de alimentos?

Para saber qué cantidad de alimentos para tener un cabello saludable sigue las siguientes recomendaciones:

  1. Divide mentalmente el plato en tres partes

  2. Rellena:

½ del plato: la primera parte, con frutas, verduras y hortalizas que incorporaren color y variedad, y recuerda que las patatas (papas) no cuentan como un vegetal.

¼ del plato: la segunda parte con granos integrales y enteros: trigo integral, cebada, granos de trigo, quínoa, avena, arroz integral.

¼ del plato: la tercera parte con proteínas saludables, como el pescado, pollo, legumbres, y nueces. Debes limitar en este grupo las carnes rojas, y procesadas.

  1. Cocina tus alimentos con aceite de oliva virgen extra.

  2. Opta por aceites vegetales saludables:

Por ejemplo: de oliva, canola, soya, maíz, girasol, u otros, y evita los aceites parcialmente hidrogenados, que contienen las grasas trans no saludables. Recuerda que no siempre lo “bajo en grasa” significa “saludable”.

  1. Bebe alrededor de 2 litros de agua al día.

10 Tips para seleccionar los mejores alimentos en el supermercado

Los buenos hábitos empiezan mucho antes de consumir los alimentos. Por eso, aquí te damos algunas tips para que logres comprar de forma sensata aquellos alimentos para tener un cabello saludable:

  • Acude a la compra con la lista de alimentos que necesitas, y sin hambre.
  • Evita el azúcar refinado, y opta por edulcorantes más saludables como el mascabado, por ejemplo.
  • Adquiere panes de grano integral, y evita el pan blanco.
  • Incorpora a tu dieta alimentos ricos en vitaminas, sobre todo la A, C y el ácido folio, y minerales, como el potasio y el calcio.
  • Compra hortalizas, ya que pueden ser nuestras aliadas para tener un cabello saludable porque combinan la fibra que nos sacia, con mucho sabor, y muy pocas calorías.
  • Evita los alimentos procesados, tipo bollería industrial, las grasas “trans”, las hidrogenadas y saturadas, y los alimentos ricos en sodio (sal) y azúcares simples.
  • Compra mucha verdura y cómela cruda o al vapor, en la cocción se pierden muchas vitaminas, así que si las cueces, recupera el caldito de la cocción, donde han quedado la mayor parte de sus vitaminas.
  • Escoge alimentos de temporada.
  • Incorpora a tu dieta “superfoods” o alimentos ricos en nutrientes saludables, y en fibra. Como la chía, el amaranto, la quinoa, la linaza, la miel de agave, o la spirulina de las algas.
  • Evita comprar refrescos y zumos de frutas envasados, tiene demasiado azúcar.
  • ¡Sí, claro que puedes comprarte algún capricho!. Se puede comer de casi todo. El secreto está en las cantidades. ¡Puedes comer chocolate, y dulces de vez en cuando, pero no en exceso!