La técnica del balayage se hace básica esta temporada para conseguir las coloraciones más de moda. El balayage es el estilo de cabello más popular este año. Se trata de una técnica, no tan novedosas, pero sí que está de moda, que consiste en la aplicación del tinte en forma de mechas o luces desde la raíz, y que ofrece un efecto final muy natural.

Celebrities como Sarah Jessica Parker u Olivia Palermo han sido las primeras en lucir la técnica balayage en sus melenas, el resto nos hemos ido sumando a esta tendencia, y casi todas las que la probamos nos quedamos muy satisfechas con el resultado, que es muy favorecedor.

Te contamos qué consiste la técnica balayage

Balayage, es un término galo, que significa barrer o arrastrar algo para limpiar, y es esta palabra palabra que utilizan en Francia para designar a los reflejos o mechas en el cabello.

Se trata de un degradado de color en el cabello desde la raíz a las puntas.

El objetivo del balayage es tratar de simular un efecto lo más natural posible con menos contraste, donde el color bien integrado con algunas mechas naturales del cabello. Con esta técnica se logra una luminosidad uniforme en todo el cabello aparentando unos reflejos derivados de los rayos del sol.

¿Por qué técnica me decanto; Balayage o mechas californianas ?

El Balayage luce con un efecto más natural que las mechas californianas, que aunque tienen un efecto impactante y también intentan simular el efecto de los rayos solares, son menos naturales. Se trata de ir “barriendo” el color desde la raíz hasta las puntas, alcanzando como resultado un look natural y luminoso.

Las dos técnicas tienen su encanto, y ofrecen resultados diferentes, por lo que la elección de una u otra podrá depender de lo que estés buscando.

¿Están las mechas californianas en demodé?

Las mechas californianas estuvieron muy moda temporadas anteriores, y las lucieron muchas celebrities, entre las que destaca Gisell Bunchen.

Y ¿qué está pasando esta temporada?, ¿las californianas están dando paso a nuevas técnicas?, o ¿han pasado a la historia con la llegada de esta nueva tendencia llamada Balayage?

Las mechas californianas, que son una técnica diferente, surgen en la década de los años 70 con la idea de imitar el efecto que producen los rayos solares sobre el cabello, acentuando la mecha desde los medios hasta las puntas a diferencia del Balayage, que lo hace desde la raíz.

Mechas con pincel y sin papel de plata

Aunque no es estrictamente necesario, es preferible que acudas a tu salón de peluquería para que un profesional realice la técnica de Balayage.

En esta técnica el peluquero aplicará las mechas de forma sutil, con pincel o la punta de un peine, a mano alzada, eligiendo mechones de forma asimétrica y optando entre teñir desde la raíz o respetar la base natural. Es necesario que el peluquero que la lleve a cabo tenga un perfecto dominio de la técnica y una gran maestría para controlar la aplicación del tinte.

6 Ventajas de la técnica Balayage

La técnica «Balayage» se abre paso en las peluquerías como la más solicitada por presentar ventajas entre las que destaca:

  1. Son cómodas para teñir los cabellos cortos, donde, en ocasiones, las mechas con papel de aluminio, son más difíciles de aplicar.
  2. Ofrecen un acabado más natural: el resultado son unas mechas menos simétricas y menos marcadas. Los estilistas la llaman la técnica de “efecto cebra” porque su resultado es un cabello teñido como a rayas.
  3. Se notan menos las raíces, ya que es más difícil encontrar el inicio de cada mecha. Con las mechas tradicionales, al cabo de un mes se percibe con claridad el primer centímetro de raíz del cabello natural que ha crecido. Por lo que su efecto es más duradero.
  4. Dañan menos el cabello, ya que no necesitan calor como la coloración con papel de aluminio.
  5. Resultan muy novedosas por la variación de colores que ofrecen. Los clásicos y antinaturales tonos monocolor han pasado a la historia con el Balayage. Esta técnica permite crear look de hair contouring, jugando con dos o tres tonalidades, y llevando los reflejos más luminosos a aquella zona del rostro que más nos interese.
  6. Favorece a aquellas melenas oscuras o castañas claras que buscan un rubio progresivo. Esta técnica permite integrar muy bien los tonos más claros, a diferencia de las mechas de papel aluminio, que quedaban muy artificiales al marcarse desde la raíz.