¿Sabes cómo humectar el cabello?, y lo más importante ¿sabes por qué debes hacerlo?

Humectar el cabello, es aportarle humedad o agua. Es hidratarlo.

Cuando el cabello necesita hidratación se enreda fácilmente, apenas tiene brillo y las puntas del tallo capilar tienden a estar abiertas. El cabello seco es el que necesita mayor hidratación porque ha perdido agua y está más dañado.

Cosméticos de tratamiento hidratante

Vamos a ver cómo humectar el cabello con cosméticos específicos. Estos productos te ayudarán a lucir un cabello suave y brillante, y mejorar el estado de la fibra capilar:

  • Shampoo hidratante: además de limpiar el cabello, estos shampoos hidratan, nutren y devuelven al cabello su equilibrio de hidratación natural. Algunos vienen enriquecidos con vitaminas.
  • Acondicionador hidratante: enriquecidos con proteínas reparadoras y ácidos grasos ayudan a reparar las fibras capilares quebradizas, devolviéndole a la cabello un aspecto ligero, sano y equilibrado.
  • Mascarilla hidratante: hidrata en profundidad, mejorando la textura y elasticidad del cabello, y aumentando su brillo y cuerpo.
  • Cremas que facilitan el peinado: son productos que acondicionan el cabello seco, mejorando su manejabilidad y combatiendo el encrespamiento característico del cabello seco.

Belleza sostenible para humectar tu cabello en casa

Los tratamientos caseros y naturales ofrecen buenos resultados a la vez que cuidas el medio ambiente.

Aquí van algunos tips para humectar el cabello desde casa, y sumarte a la tendencia de la belleza sostenible:

  1. Utiliza un shampoo para cabello seco o dañado formulado a base de cosméticos naturales como las ceramidas o la miel.
  2. Añade un poco de aceite esencial de geranio o angélica, y utilízalo en el lavado. La cantidad es aproximadamente dos gotas de estos aceites esenciales en una cucharada de shampoo.
  3. Aplica acondicionador en medios y puntas del cabello.
  4. Date un masaje del cuero cabelludo con aceite de almendras dulces, arrástralo hacia medios y puntas, y déjalo actuar como una hora. Después retíralo con el lavado habitual.
  5. Tras el lavado, y con el cabello aun húmedo, aplícate manualmente unas gotas de aceite de argán, altamente humectante, en medios y puntas.
  6. El aloe vera, el aguacate y el vinagre de manzana, son sustancias naturales que hidratan el cabello y le aportan brillo.
  7. Deja secar el cabello al aire, evitando planchas de cabello y secador.

Cómo humectar tu cabello en la peluquería

Además de estos tratamientos de belleza, los tratamientos capilares humectantes que realizan los salones de peluquería en cabina son eficaces. Están basados en la aplicación de cosméticos profesionales a base de shampoos de tratamiento, cremas suavizantes, y mascarillas hidratantes específicas para cada tipo de cabello o alteración capilar.

Las peluquerías más profesionales, también disponen, además, de aparatología específica para hidratar el cabello seco.

Shampoo hidratante para cabello seco

El cabello seco, sin brillo y con las puntas abiertas requiere de un shampoo reparador o uno indicado para cabello liso, que pueda reducir la falta de hidratación, y al mismo tiempo facilite el peinado.

Evita los productos cosméticos que tienen alcohol y busca aquellos que estén etiquetados como “hidratantes” o “humectantes”, los cuales tienen aceites y demás ingredientes que te ayudan a mantener el cabello humectado.

Cómo humectar el cabello con el shampoo correcto

Además de tu shampoo hidratante para el cabello seco, si tu cabello es teñido, fino, con caspa seca, o está irritando, debes fijarte en las propiedades cosmetológicas de estos shampoos específicos. ¡Toma nota!

  1. Cabello teñido o con mechas. Puedes usar de vez en cuando un shampoo de mantenimiento del color. Son nutritivos e hidratantes, y además contienen activos cosméticos específicos que ayudan a mantener el color inalterable por más tiempo.
  2. Cabello muy fino y con poco volumen. Usa un shampoo voluminizador, cuyos activos se adhieren a fibra capilar creando la sensación de mayor espesor, y aportan cuerpo a tu cabello.
  3. Cuero cabelludo está irritado. Los shampoos dermocalmantes aportan una sensación de frescor y calman el picor.
  4. Cabello con caspa seca. El un cabello que presenta escamas blancas que se distribuyen por el pelo y el cuero cabelludo. Necesitan ser tratados con un shampoo formulado a base de productos naturales como la melisa, el mirto o el arbol de té. Tras el lavado con el shampoo específico debe aplicarse una ampolla hidratante y aceite nutritivo. En este caso, y cada quince días, se puede realizar un tratamiento de prelavado con aceite de almendras dulces o aceite esencial de arbol de té.

No todo vale para humectar el cabello

Ten buen criterio a la hora de humectar el cabello. Cuida tu cabello seco y huméctalo siguiendo consejos basados en el sentido común, y poniendo en práctica estos consejos. No hagas mucho caso a las leyendas urbanas sobre el cuidado del cabello seco, porque con algunos de ellos, corres el riesgo de poner en peligro tu salud capilar.

10 de agosto de 2016