La manicure con piedras calientes es la técnica que está de moda hoy en día, aunque su origen se remonta a ancestrales técnicas manuales orientales.

Creo que el masaje con piedras calientes me ha hecho vivir una de las sensaciones más relajantes de mi vida, y, a esta modalidad de masaje podría asignarle, decididamente, el number one de los masajes. ¡Es realmente maravilloso! No dejes de probarlo.

En la manicure con piedras calientes podrás encontrar ese momento para relajarte al tiempo que cuidas tus manos y uñas.

¿Qué relación existe entre el Reiki y la manicure con piedras calientes?

reiki

Seguro que a estas alturas ya has escuchado hablar sobre el Reiki. Pues bien, el masaje con piedras calientes tiene su base en la terapia geotermal inspirada en el Reiki.

El Reiki se apoya en que en nuestro cuerpo existen siete centros energéticos llamados “chakras”, a través de los cuales circula la energía del universo (Rei) y la vital (Ki) de cada persona.

Según esta filosofía, si padecemos algún malestar, es debido a que la energía no fluye por nuestro organismo de forma correcta, por estar bloqueada por el mal funcionamiento de alguno de estos siete chakras.

¿Qué aporta una manicure con piedras calientes?

La manicure con piedras calientes permite combinar el masaje terapéutico manual con el uso de las piedras volcánicas, a diferentes temperaturas, en los puntos en los que se encuentran los chakras. De esta manera, a través de una manicure con piedras calientes lograrás que la energía circule debidamente y, por consiguiente, te encontrarás mejor.

Las piedras empleadas en la manicure con piedras calientes son cantos rodados de origen volcánico con lo que, además de mejorar el flujo de nuestra propia energía, recibiremos energía procedente de la tierra.

Son piedras muy suaves, que se ponen en contacto con la piel a diferentes temperaturas, y cuyo contacto produce una sensación de masaje placentera.

En esta modalidad de manicure, se masajean y humedecen las manos al igual que una manicure estándar. Con la diferencia que en este tipo de manicure, el masaje se realiza con piedras que se colocan en la parte superior de las manos, y se van desplazándolas por dedos, manos y brazos. La experiencia es muy agradable, y relajante.

Beneficios del masaje de piedras calientes.

De entre los beneficios destacan los:

  1. Derivados del Reiki

  • Alivio del dolor mediante la acción directa que se ejerce sobre los chakras situados en los receptores nerviosos.
  • Ayuda a encontrar el equilibrio y bienestar de manera integral.
  • Armoniza y relaja, física, mental, emocional y espiritualmente.
  1. Derivados de la temperatura de las piedras (termoterapia)

  • Eliminación de las toxinas de la piel a través de la sudoración, que se produce a causa de la alta temperatura de las piedras, y la mejora del sistema circulatorio, gracias a la diferencia de temperatura de las piedras, que va desde los 8ºC a los 50ºC. La combinación de ambos factores hace que nuestra circulación sanguínea se active.
  • El calor, además, tiene cualidades anti inflamatorias y calman el dolor muscular.
  1. Derivados del masaje manual

  • Libera la mente de toda preocupación. ¡No pienses, cierra tus ojos, dame tus manos, sólo déjate llevar!
  • Favorece la relajación muscular de manos y brazos, ¡Descargarás la tensión derivada del esfuerzo físico!
  • Ayuda a controlar la ansiedad. Está demostrado que el masaje reduce los niveles cortisol, una hormona que se libera como respuesta al estrés.
  • Mejora los estados de depresión, ya que equilibra los niveles serotonina y la dopamina, que son neurotransmisores implicados en la depresión.
  • Alivia el dolor crónico derivado de enfermedades como la osteoartritis, o fibromialgia, entre otras.
  • Combate el insomnio: ¡Mejora el sueño, te caerás rendida en la cama!
  • Reduce los dolores de cabeza y las migrañas.

La relajación que necesitas

masaje-con-piedras-calientes-2

Vivimos más agobiadas de lo que deberíamos, y también, de lo que nuestro organismo puede soportar. Todas tenemos demasiadas cosas que hacer y …. ¡poco tiempo para hacerlas!  Pero debes aprender a gestionar el tiempo que le dedicas a tus actividades diarias, y “bajarte del tren” por unas horas para tratar de vivir de forma más pausada y relajada. ¡Y no solo es una cuestión de belleza, se trata también de tu salud!

En definitiva, una manicure con piedras calientes contribuye a mejorar tu imagen física, tu estado anímico, a mejorar el flujo energético en tu organismo, a verte más bella, y con las manos radiantes.

¡No lo dudes!, ¡necesitas una manicure con piedras calientes!  ¡Tu salud te lo agradecerá!, y ¡tú, te mereces ese momento sólo para ti!