Hoy te proponemos algunas ideas de maquillaje de fiesta para lucir en estas fechas decembrinas en las que todas tenemos compromisos por doquier: comidas en casa, posadas, cenas de empresa, celebraciones en familia y quedadas nocturnas con amigas.

Porque en las fiestas navideñas apetece arreglarse, estos son los estilos de maquillaje de fiesta con los que lucirás maravillosa de evento en evento.

De la oficina a la cena de empresa

Un maquillaje clásico y elegante, es el maquillaje de fiesta perfecto para llevar a tu cena de empresa y que podrás lucir desde primera hora de la mañana. Opta por tonos naturales y un estilo de maquillaje tradicional. No hay nada más sencillo que un maquillaje que pasa desapercibido a la vez que te embellece, te aporta un mejor aspecto, y hace que te sientas guapa.

La Navidad es luz, también en tu maquillaje de fiesta

Todo en Navidad es luz y brillos dorados, también en el maquillaje. Los estilos de maquillaje de fiesta basados en sombras satinadas o metalizadas, y purpurina son tendencia. La primera clave a tener en cuenta es trabajar bien la piel, a base de cuidados previos, y procurar una la base perfecta. Un buen tratamiento previo de higiene e hidratación son fundamentales.

Sirvámelo en dorado, por favor

Este estilo de maquillaje de fiesta se basa en el color de Navidad, el dorado. Y consiste en la aplicación de los tonos dorados en casi la totalidad del rostro. Podrás jugar con sombras glitz doradas en el párpado fijo, dejando para el párpado móvil las sombras en tonos tierra y café, tonalidades muy cálidas y que aportarán profundidad al ojo. Para los pómulos, podrás aplicar un “colorete” a modo de toques dorados muy sutiles. Y para las más atrevidas hay unos labiales en tonos dorados y una manicure en los mismos tonos.

¡Arriba las pestañas!

Si quieres que tu mirada destaque como ninguna debes poner especial atención en cómo aplicas la máscara de pestañas en tu maquillaje de fiesta. Deberás aplicar dos capas, tratando de que queden finas y bien separadas. Cuanto más finas y separadas, más máscara necesitarán para darles más volumen.  Recuerda insistir con la máscara en el extremo exterior de las pestañas, tratando de reproducir una curva bien definida.

Eyeliner, un imprescindible en el maquillaje de fiesta

El eyeliner en trazo negro que enmarque y refuerce la base de las pestañas es uno de los estilos de maquillaje de fiesta más clásicos y sofisticados. Para potenciar aun más la mirada puedes añadir unas pestañas postizas. Y para darle un toque navideño, aplicarte una sombra dorada aportará un extra de luminosidad y resaltará tu mirada.

Todo al Rouge en tu maquillaje de fiesta

Con un labial impecablemente aplicado en color rojo triunfarás.  A la hora de maquillar tus labios tendrás que elegir no los labiales de moda sino los labiales en tonos adecuados para ti, y aplicar las dosis correctas para potenciar tus labios y disimular sus posibles imperfecciones. ¡Una apuesta al rojo, es una apuesta ganada!

Los reyes de la fiesta, los smokey eye

Quizás los smokey eye u ojos ahumados te pueda parecer un estilo de maquillaje un poco intenso de más, y con el que no te acabas de encontrar la ocasión adecuada para lucirlo, ya que es un estilo de maquillaje muy sofisticado, intenso y dramático.

¡Pero tienes ante ti el momento perfecto para lucirlo ahora! Las noches navideñas son para teñir tus párpados de un negro intenso. Este estilo de maquillaje de fiesta es uno de los looks más sexy y apropiados para la noche. Si no te atreves tu misma, ponte en manos de nuestras maquillistas profesionales, quienes sabrán dar a tus ojos todo el protagonismo a base de sombras negras muy penetrantes acompañadas de una base de maquillaje muy suave y neutra, y unos labios muy extravagantes en mate con un brillo muy ligero.

Un Eyeliner muy retro

El eyeliner es un recurso con el que podrás trasladarte a épocas del pasado, ya que permite recrear los estilos más glamurosos que lucieron en sus fiestas nocturnas las grandes divas del cine. Podrás prolongar el eyeliner y engrosarlo todo cuanto te atrevas, enmarcando todo el ojo en un auténtico cat eye. El único complemento que necesita es un labial ligero y un toque fresco y natural de polvos bronceadores a la altura del pómulo.