Hoy veremos cómo tener una piel perfecta entre la década de los veinte y los cuarenta años. Porque todas podemos ser bellas independientemente de la edad.

La belleza es cuestión de actitud.

Si te sientes a gusto contigo misma, lucirás más bella y defenderás las arrugas con gracia y carácter. Además, sea cual se tu edad, un estilo de vida saludable te ayudará sin duda a lucir más bella.

Lucir piel perfecta en la década de los 20

A los 20 la piel y el cabello se encuentra en su máximo esplendor. No requieren grandes cuidados, más allá de la higiene diaria, una hidratación ligera, y comenzar con un contorno de ojos y labios nutritivos. Porque, eso sí, a partir de los 25 empiezan a aparecer las primeras líneas de expresión, derivadas de la pérdida de colágeno (se pierde alrededor de un 1%/año)

Si sufres acné, o tu piel es grasa, si debes cuidarla con más mimo, para evitar cicatrices futuras, o que éste se agrave en la edad adulta.

Es el momento ideal para marcarte un maquillaje más atrevido, y sacarle partido a una melena larga y con volumen y brillo.

Cómo tener una piel perfecta a los 30

A los 30, a las primeras líneas de expresión, se suman la flacidez y la falta de hidratación. Además, si en esta década te quedas embarazada, hay que sumarle los cambios hormonales que traen como consecuencia manchas en la piel, tipo melasma.

En tu kit cosmético no debe faltar:

  • Crema muy hidratante y rica en vitaminas A, C, y E, y otras antioxidantes, inductores de colágeno y elastina, y factor de protección solar (FPS)
  • Contorno de ojos que drene las bolsas y las ojeras, y posea activos antiedad.
  • Peelings enzimáticos que exfolien tu piel y la limpien en profundidad.
  • Mascarilla con efecto lifting que realza las facciones y suaviza las imperfecciones.

Como cuidados estéticos no olvides desmaquillarte a diario, aplicarte un buen contorno en ojos y labios, un serum nutritivo, una hidratante facial, y otra corporal, y si lo necesitas, una crema anticelulítica, o antiflacidez, y esporadicamente, ampollas o mascarillas concentradas en activos que te aseguren un cuidado epidérmico completo.

¡Cuidados de piel a los 40!

A los 40, la perdida de agua y de colágeno, y en consecuencia la falta de firmeza y la pérdida de tono en la piel, se hacen más evidentes. Para lucir una piel hermosa a partir de los 40 años deberías haberla cuidado antes de esta edad. Aunque ¡tranquila!, porque si no lo has hecho, todavía estás a tiempo.

Cómo tener una piel perfecta a los 40:

  • Cremas nutritivas y ricas en activos que trabajen activamente en el mantenimiento de piel, y que luchen contra las arrugas. La coenzima Q10, por ejemplo, trabaja las arrugas a nivel más profundo, el retinol (vitamina A) repone el colágeno, y la vitamina B aporta elasticidad a la piel, y la humecta.
  • Cremas muy hidratantes, porque tu piel a los cuarenta necesita mucha hidratación extra. Además, deben incorporar FPS.
  • Cremas específicas de cuello y pecho. La perdida de elasticidad en el cuello y pecho se visualiza más en esta década, y como la piel de estas zonas es específica, sus productos cosméticos y de tratamiento también deben serlo.
  • Sigue con tu rutina de higiene diaria. Limpia o desmaquilla tu rostro cada día, utiliza tónicos sin alcohol. Este ultimo reseca aun mas la piel.
  • Otros productos y tratamientos más esporádicos, como puede ser los tratamientos específicos antiedad en cabina, la aplicación de exfoliantes químicos o físicos, de sueros muy humectantes, y ampollas de vitaminas antioxidantes, antiarrugas y reafirmantes.

Asume la edad, y disfrutarla con la alegría que aporta cada etapa de la vida.

Lo más importante, para saber cómo tener una piel perfecta, es asumir la edad que se tiene y apartir de ahí saber cómo sacarte el mayor partido posible sin intentar aparentar la edad que no tienes.