¿Sabías que tu piel puede envejecer más rápido durante el invierno? La circulación sanguínea disminuye por el frío, por lo tu piel recibe menos oxígeno y nutrientes. La epidermis queda indefensa ante las bajas temperaturas, la sequedad, los rayos UV y los contaminantes del ambiente.

Las consecuencias pueden ser una deshidratación, descamación o envejecimiento.

Para evitar una piel frágil y agrietada, Karina Vega, tecnólogo médico y esteticista de la clínica Biostetic, explica que hay ciertos tratamientos que ayudan a combatir los efectos del frío y rejuvenecen tu piel sin pasar por un quirófano:

Vitamina C

Su principal función es sintetizar el colágeno e hidratar la piel. “Posee una potente acción antioxidante, disminuyendo los radicales libres productores del fotoenvejecimiento“, señala Karina. A su vez, protege nuestra piel de los rayos UV y tiene una acción tonificante.

Plasma rico en plaquetas

Es el tratamiento líder en el mercado con el que se puede revitalizar el rostro, tratar estrías y mucho más.

“El plasma rico en plaquetas sirve para disminuir la formación de líneas y arrugas de expresión, aumenta el tono cutáneo, recuperando la apariencia jovial en la piel. Estimula la formación de colágeno, elastina y de nuevas células de la dermis, por lo tanto, ayuda a la cicatrización de la piel”, agrega Karina Vega.

Su mayor ventaja es que es un tratamiento ambulatorio, sin contradicciones ni alergias, ya que se utiliza la propia sangre del paciente. “Los resultados son naturales porque es gracias a la estimulación de tu propio cuerpo que vemos los resultados esperados“. Para ello,  “se toma una muestra de sangre de la persona, se centrifuga y así se obtiene una concentración alta en plaquetas que se aplican en la piel con una aguja muy fina”, detalla Karina.

Bótox + Plasma rico en plaquetas

La toxina botulínica o bótox evita que se produzcan líneas de expresión, lo que da al rostro un aspecto joven y lozano, sin recurrir al bisturí.

Al complementar estos tratamientos, en un par de días, “la arruga queda reparada, mientras que el plasma va regenerando la piel“, explica Karina.