Hoy vamos a ver cómo organizar un spa en casa. La idea de una sesión spa resulta muy apetecible y tremendamente relajante para la mayoría de las personas, porque una sesión spa es sinónimo de bienestar, equilibrio, descanso y desconexión para el cuerpo, el alma, y la mente.

Un marco idílico para una increíble sesión spa en casa

Para organizar tu sesión spa en casa debes tratar de conseguir un espacio ideal en el que tu mente y cuerpo estén en perfecto equilibrio, y esto se consigue cuidando los más pequeños detalles. Algunas recomendaciones son:

  1. Trata de recrear un ambiente que te evoque tranquilidad. Busca un lugar de tu casa que te transmita paz y sosiego.
  2. Busca una luz tenue para crear un entorno íntimo. Te ayudará encender unas velas para ambientar el lugar. Si te agradan los olores, puedes escoger velas perfumadas.
  3. Elige una música suave que transmita serenidad y armonía, y sea prácticamente imperceptible. También puedes optar por el silencio.
  4. Escoge una temperatura agradable y estable. Será más placentero.
  5. Designa un momento del día en el que no tengas ningún compromiso y sepas de antemano que no tendrás interrupciones.
  6. ¡Y desconecta tu teléfono!

¿Cómo hacer un spa en casa?

No cabe duda que los spa son lugares muy tentadores. Visitar un spa es una experiencia por la que todas deberíamos pasar regularmente. Pero si no te resulta posible asistir a un spa, centro de talasoterapia o balneario, a continuación veremos unas sencillas técnicas que puedes aplicar para recrear un spa cómodamente desde tu casa:

spa en casa

  • Consiéntete con un baño de espuma, que favorece la relajación, y te ayudará a eliminar el estrés.
  • Sumérgete en un baño con aceites esenciales. Se trata de un baño caliente al que se incorporan unas gotas de aceite esencial. Según el tipo de aceite puede ser un baño: tonificante (romero o limón), drenante (geranio), sedante (lavanda), etc.
  • ¿Por qué no un baño con algas o derivados? Según el tipo de alga será su efecto sobre la salud y tu bienestar. El fucus y la laminaria son adecuadas para la obesidad y celulitis, y el lithotame o las diatomeas están indicadas como terapia anti estrés.
  • Si tienes la suerte de tener en casa una bañera de hidromasaje, debes saber que los efectos del agua presión, son relajantes, descontracturantes, y anti estrés. Además, también está indicado como tratamiento anticelulítico, antidematoso, y de puesta en forma.
  • ¡No descuides tus manos y tus pies! Y aprovecha para, mientras te haces la manicure o pedicure, hacerte unos maniluvios y pediluvios. Estos, son baños de manos o de pies que favorecen la circulación, y recuerda que puedes enriquecerlos con extractos de plantas, aceites esenciales, o sales. Como punto final a esta manicure o pedicure spa en casa puedes aplicarte una crema hidratante, y sobre esta, darte un baño de parafina o parafango, que se aplican en caliente y favorece la absorción de crema hidratante, hidratando tus manos y pies fantásticamente.
  • Anímate a una ducha “un tanto alternativa”. La ducha con chorro a presión con temperatura alternante y de contraste, primero caliente y terminando con fría, activa la circulación sanguínea.
  • Envuélvete en vapor de agua con un baño de vapor. Abre el agua caliente y cierra la puerta, dejando que se llene el espacio de vapor de agua, y haga el efecto de un baño de calor húmedo, que es desintoxicante y sedante.
  • Hazte una envoltura corporal de peloides o arcillas enriquecidas con aguas termales, que puede incorporar activos anticelulíticos, o simplemente hazlo como tratamiento de limpieza cutánea.
  • Exfolia tu piel con una mezcla de arcilla y algas, como la spirulina o palmaria que son hidratantes, o la corallina que está indicada en el tratamiento de varices.
  • Ponte una mascarilla de cosméticos elaborados con aguas termales, que favorece la hidratación y la limpieza de la piel de tu rostro.
  • Y como colofón, ¡necesitarás un poco de ayuda! Solicita tu masaje, que es el punto final perfecto para aliviar el estrés, y hacer que tu día de spa en casa resulte perfecto.

¿Por qué un Spa en casa?

El agua es fuente de salud, y los Spa son centros wellness que usan agua con la finalidad de mejorar la salud, el bienestar y la belleza.

La utilización del agua como terapia se remonta a los albores de la civilización. La hidroterapia tiene múltiples beneficios sobre el organismo. Entre los que destaca:

  1. Favorece la circulación sanguínea y el drenaje linfático, por lo que está indicada en tratamientos de piernas cansadas, microvarices, celulitis, etc.
  2. Facilita el movimiento intestinal, lo que ayuda a vencer el estreñimiento.
  3. Beneficia a la tonicidad y contractilidad muscular, por lo que se usa en terapias de enfermedades articulares y reumatológicas, lumbalgia, o lesiones deportivas.
  4. Tiene acción sedante sobre la piel, lo que se traduce en sensación de bienestar.

¡Animaste y recrea tu spa en casa!