Comencemos por explicar qué es la soja o soya. La soja es una planta herbácea de tallo erguido, hojas grandes, con flores pequeñas agrupadas en racimo. Poseen un color blanco y un fruto en forma de legumbre corta que encierra las semillas.

Un alimento ancestral

Los productos tradicionales, como la soja han sido utilizados por miles de años en países asiáticos, considerada como un alimento de alto valor nutricional y con propiedades para prevenir enfermedades.

Su consumo se ha popularizado en los países occidentales en los últimos 20 años.

Cualidades nutricionales que la hacen digna de su buena fama.

¿Qué es la soja? La soja es uno de los alimentos más completos que existen. Es rica en:

  • Ácidos grasos esenciales, de bajo contenido en grasas saturadas, y alto en poliinsaturadas, como los ácidos grasos omega 3 y omega 6.
  • Proteínas de alta calidad, lo que hace a la soja una importante fuente de proteína vegetal.
  • Vitaminas del grupo B y E
  • Minerales como el potasio, el hierro o el zinc.
  • Contiene unos 16 gramos de fibra por cada 100 gramos de soja, favorable para combatir el estreñimiento.
  • Hidratos de carbono con bajo índice glucémico.
  • Isoflavonas, que son antioxidantes, entre otras propiedades beneficiosas para la salud.

Qué es la soja y en que formas se puede consumir

Los productos tradicionales de la soja los podemos encontrar en su forma:

1.Natural

Esta es su forma saludable, donde se pueden consumir de las siguientes formas:

  • Tofu: leche de soja cuajada
  • Soja fermentada: tempeh, miso, y natto
  • Okara: pulpa que queda tras la elaboración del tofu
  • Shoyou :líquido resultante de la fermentación del miso
  • Leche de soya orgánica.

2. Procesada y Transgénica

Esta es la manera mas nociva para consumirla. Se encuentra en alimentos sintéticos y manipulados como quesos, batidos, yogures, natillas, y carnes vegetales, y soja texturizada.

¿Soja contra el cáncer?

Si los productos de soja tienen un efecto protector frente al cáncer es un asunto controvertido. Algunos estudios afirman que el consumo regular de soya previene el cáncer, ya que contiene una isoflavona que aumenta la actividad de la proteína p53, supresora de los tumores, especialmente los relacionados con la próstata y la mama.

La realidad es que las mujeres con mayor ingesta de soja tienen un 30% menos de riesgo de cáncer de mama en comparación con las mujeres que no la consumen, y en mujeres con diagnóstico previo de cáncer de mama, se reducen las posibilidades de recidiva.

Japón es considerado uno de los países más longevos del planeta, y sus mujeres tienen el índice más bajo de cáncer de mama.

Soja en la menopausia

Las isoflavonas de la soja actúan de manera similar al estrógeno, reduciendo los síntomas de la menopausia. Las japonesas menopáusicas apenas presentan sofocos, pérdida de masa ósea, ni envejecimiento de la piel.

¿Cuándo deja de ser la soja saludable?

Para consumir soja debes saber qué es la soja y cómo debe consumirse.

La soja no debe consumirse procesada. La mayoría de los productos utilizan soya altamente procesaday que ha pasado por un tratamiento químico que no solo elimina sus propiedades originales, si no que la puede llegar a hacer nociva para la salud.

Además deben consumirlas con precaución quienes padecen hipotiroidismo, ya que puede causas desordenes en la glándula tiroidea.

¿Beneficiosa o perjudicial?

El consumo de soja se ha convertido en un tema controvertido es por la falta de información de qué es la soja y cuáles son sus beneficios. Hay muchas evidencias que muestran que comiendo cantidades moderadas de productos tradicionales de la soja: disminuye la circulación de colesterol LDL, el dañino para la salud, el riesgo de padecer cáncer de mama, próstata, y útero, se reducen los efectos negativos derivados de menopausia, y aumenta la capacidad cognitiva.

¿Qué tipo de soya debes consumir y cuál debes evitar?

La soja, es una semilla prodigiosa, y en su forma natural y tradicional tiene múltiples propiedades nutritivas, pero sus derivados procesados no son saludables. Su mala reputación proviene de su versión altamente procesada, y que lamentablemente se encuentra en una enorme cantidad de productos.

La leche maternizada de soja se considera segura, nutricionalmente completa y aconsejable, excepto para los bebés con hipotiroidismo congénito y los bebés prematuros.

Además, se deben evitar todas las marcas que utilicen hexano para procesar la soja, como la carne “de soja” tipo hamburguesas.

¿Es la soja saludable?

Aunque en los últimos años la soja se ha hecho de una mala reputación, este grano prodigioso se ha sido consumido en Asia desde hace miles de años. Lo importante de consumir los productos tradicionales de la soja, y evitar la soja procesada, que, desgraciadamente forman parte de la gran mentira de la industria de la alimentación, y es la que más se consume.