Cine y moda en el siglo XX fueron de la mano. El séptimo arte tiene un papel muy importante a la hora de marcar la moda. El cine creó prendas, les puso nombres, inspiro cánones de belleza, nuevos estilos, iconos de la moda, etc. A continuación veremos algunos ejemplos curiosos y característicos sacados de entre otros muchos.

Ejemplos relación entre cine y moda en el siglo XX.

Algunos ejemplos de la relación entre cine y moda en el siglo XX son:

  • La estética de la moda del rock and roll se llevó a finales de los sesenta y setenta en la película Easy Rider.
  • La moda de la estética colonial y de los años veinte vino de la mano de películas como Pasaje a la India, Carros de fuego y Memorias de África.
  • Algunas de las colecciones de la temporada de invierno de los ochenta se inspiraron en el barroquismo de películas como Amadeus o Las amistades peligrosas.
  • El estilo de las gafas oscuras de montura ancha de los ochenta se derivó de películas como Resevoir Dogs.
  • La película Tacones lejanos, puso de moda los tacones de aguja.
  • En España, durante los años ochenta y noventa, las películas dirigidas por Almodóvar pusieron de moda una decoración años setenta.
  • En Regreso al Futuro, se evidencian las zapatillas Nike del protagonista y sus pantalones desgastados Calvin Klein, (Levis en la 
traducción española).
  • El quinto elemento refleja los vestidos de Gaultier, 1997.
  • De la película Sabrina viene el nombre las sabrinas, un tipo de bailarinas que se pusieron de moda tras la película y que hoy en 
día siguen llevando su nombre.
  • Las boinas y faldas largas de Bonnie y Clyde fueron imitadas por muchas mujeres de los años sesenta.

Cuando ellos que marcaron tendencia en la moda

Los actores que con el cine y moda marcaron tendencia fueron:

  • La camiseta de ropa interior de punto de algodón blanca que lucía Marlon Brando en Un tranvía llamado deseo. Se convirtió en un básico del fondo de armario de todos los jóvenes, y los diseñadores aplican sus logos en ellas en los anuncios publicitarios.
  • La popularidad de Giorgio Armani creció después de que Richard Gere llevase creaciones suyas en American Gigolo.
  • La cazadora de cuero con camiseta que lucía James Dean en Rebelde sin causa
  • El boom de las gafas negras y ropas futuristas es una herencia de Las gafas Ray-Ban y la cazadora de aviador o chupa, de 
Tom Cruise en Top Gun.
  • El trench que lució Humphrey Bogart en Casablanca (1942) se convirtió en must en el armario de muchos caballeros. La casa Burberry fue el precursora de uno de estas gabardinas y trench tan imitados de la moda.
  • Los pantalones acampanados y altos de cintura fueron un icono de la década de los ´70 tras la película Fiebre de sábado noche.

Actrices que marcaron tendencia con sus películas

Ellas, también marcaron un antes y un después en la moda con sus películas:

  • La chaqueta de punto que lucía Joan Fontaine en Rebeca, de Alfred Hitchcock. Esta prenda tomó el nombre de la protagonista y des- de entonces las chaquetas hechas de punto como la que llevaba en la película su actriz Rebeca pasaron a denominarse rebecas.
  • Los guantes de raso negro que lucía Rita Hayworth en Gilda fueron un símbolo erótico que marcó un antes y un después.
  • Audrey Hepburn fue la musa del diseñador Givengi en Desayuno con diamantes, y éste fue su estilista en la vida real.
  • El estilo de Diane Keaton en Annie Hall marcó totalmente una tendencia que se conoce con el nombre de Annie Hall, una especie de estilo vintage.
  • Las prendas baby doll de moda hoy día proceden de un camisón de noche aparecido a finales de los
  • La inolvidable escena de baile de Jennifer Velas en Flashdance, en los ochenta, no sólo inspiró a diversos artistas como Jennifer López, sino que además introdujo las leggings como una prenda multiuso que se combina con distintas piezas y accesorios.
  • El fenómeno “Madonnabe” tiene sus orígenes en Buscando a Susan desesperadamente, en los ochenta, el debut de Madonna en el cine. Sus lentes en forma de ojos de gato, algo futuristas, de Dolce & Gabanna, fueron un boom.
  • La combinación de Kim Bassinger en Nueve semanas y media fue un furor y un icono estético.
  • Los pantalones capri y la camisa blanca diseñados por Chanel, que lució Uma Truman en Pulp Fiction.
  • Los zapatos de Manolo Blahnkik que lucía Sarah Jessica Parker en la serie Sex and the City.
  • Séverine Serizy en Belle de Jour (1967) del director Luis Buñuel, inmortalizaría a Catherine Denueve gracias a su colaboración con el diseñador Yves Saint Laurent, y marcó un estilo de moda con un aire parisino con abrigos de doble botonadura, vestidos con cuello, que marcarían la moda en década de los sesenta.
  • Los abultados vestidos de los años cincuenta, acompañados de accesorios refinados se popularizaron con Grace Kelly en varias películas dirigidas por Alfred Hitchcok. Grace fue, en los años cincuenta, uno de los grandes mitos de la moda.