Hoy les ofrecemos unos tips de cómo organizar un closet. Un closet bien organizado ayuda a localizar las prendas, zapatos y complementos rápidamente así como a mantener las prendas y calzado en buen estado. Además, tener un armario ordenado te evitará la preocupación de no saber qué ponerte para cada ocasión.

Para conservar las prendas de ropa y los complementos es de suma importancia conocer los cuidados específicos que requiere cada tejido, y saber cómo guardarlos en el armario correctamente. Esto nos hará la vida más fácil y nos permitirá vestirnos adecuadamente, de acuerdo a nuestras necesidades y características particulares, y lucir siempre elegante, sentirte segura, y ahorrar tiempo y dinero.

Aquí te dejamos unos tips para organizar tu closet:

Paso 1: ¿Qué debes comprobar antes de guardar la ropa en el armario?

  • Que no tengan  ninguna mancha. No guardes nunca la ropa sucia para la siguiente temporada: el polvo, otros contaminantes del ambiente o el sudor la maltratan.
  • Que no tengan ningún desperfecto. Es preferible arreglar los posibles desperfectos de las prendas (algún botón flojo, un descosido, etc.) antes de guardarlas.
  • Que los bolsillos estén vacíos.

Paso 2: ¿Cómo guardar las prendas en el armario?

Para saber cómo organizar un closet es básico guardar bien las prendas y los complementos. Veámoslo.

  • Camisas

Se pueden guardar dobladas en estantes o cajones aunque lo ideal es guardarlas colgadas. Las camisas deben colgarse en una percha procurando abrocharlas para que el cuello no se deforme. Se necesita un espacio de al menos 1 m de alto y aproximadamente 3,5 cm entre ellas para que no queden apretadas y evitar así que se arruguen.

  • Pantalones

Los pantalones de pinzas deben guardarse colgados en perchas haciendo coincidir las pinzas de cada pernera. Se recomienda el uso de perchas antideslizantes y de travesaño. Si no disponemos de mucho espacio una buena solución son las perchas de barras. Si son vaqueros pueden guardarse doblados.

  • Trajes formales

La chaqueta del traje debe colgarse en una percha ancha con la forma de los hombros. Esto ayudará a mantener la forma correcta de la chaqueta. Antes de colgar un traje en el armario, tiene que cepillarlo, vaciar sus bolsillos y las vueltas de los pantalones, que suelen tener suciedad. Después, déjalo airear un poco frente a una ventana. Un buen truco es aprovechar el vapor del baño cuando te duchas para darle un toque especial, te quedará como nuevo.

  • Faldas

Se deben guardar colgadas en perchas de travesaño que se cierran a presión o en perchas de pinzas regulables que se adaptan a la anchura de la cinturilla. Hay perchas de barras con pinzas que nos permiten colgar varias faldas a la vez aunque debe dejarse un espacio de unos 3 cm entre falda y falda para evitar que se arruguen.

  • Vestidos

Deben colgarse en perchas del revés para evitar que el roce los estropee y envolverlos en una funda de tela para que se conserven correctamente, especialmente si el tejido es delicado. Los vestidos de tirantes se cuelgan en perchas antideslizantes, y los de punto no se cuelgan ya que se deformarían. Los guardaremos doblados.

  • Abrigos y Chaquetas

Los abrigos y las chaquetas deben colgarse en una percha ancha con la forma de los hombros.

  • Jerséis y Camisetas

Se guardan doblados en cajones o estantes de al menos unos 35 cm de profundidad. Nunca deben colgarse debido a que se deforman, especialmente si son de punto. Es cómodo agruparlos por modelos o colores.

  • Lencería

La ropa interior, las medias y los calcetines se guardan en cajones a poder ser con separadores. Dentro de los cajones pueden guardarse en bolsitas. Se debe tener cuidado de no deformar los sujetadores con copa y procurar guardarlos manteniendo su forma. Los camisones y pijamas se guardan doblados en cajones.

  • Pañuelos, Bufandas y Chales

Es mejor guardarlos doblados en estantes o en cajones aunque también se pueden colgar en una percha de barras.

  • Bolsos y Maletines

Se guardan en estantes o cajas en baldas de fácil acceso y siempre dentro de sus fundas.

  • Bisutería y Joyas

Se deben de guardar en joyeros y/o cajas. Los collares largos de bisutería pueden colgarse de ganchos.

  • Prendas Delicadas

Tienes que proteger las prendas delicadas de manera especial y evitar que se rocen unas con otras. Con las chaquetas de terciopelo, te recomiendo que introduzcas papel de seda en las mangas y que la cubras con una funda de tela. Las blusas de seda cuélgalas en una buena percha con brazos anchos para que no se deforme. Si lo que vas a guardar está doblado y quieres protegerlo del resto, utiliza bolsas de tela, nunca de plástico.

  • Sombreros

Deben guardarse en cajas especiales para ellos y en baldas.

  • Calzado

Los zapatos deben de guardarse siempre limpios, secos y con hormas. Las hormas deben ser de madera para absorber la humedad acumulada. ¿Cómo organizar un closet respeto a los zapatos? ¡Anota! Los zapatos pueden guardarse en cajas o en zapateros especiales. Para mantener el calzado en buen estado hay que cambiar las suelas y las tapas periódicamente. Las botas se guardarán con hormas especiales y preferiblemente colgadas de perchas con pinzas para que conserven su forma. También resultan prácticas las barras de zapatos. Es importante guardar los zapatos lejos de la ropa. Los zapatos deben limpiarse todos los días con productos especiales. Utilizaremos crema de zapatos para zapatos de pieles finas o lustres de cera que sirven tanto para pieles finas como gruesas. Al aplicarlas no nos debemos olvidar de la parte inferior (suela) ni de los bordes del tacón ya que si no el cuero puede resquebrajarse.

Paso 3: ¿Zapatos mojados?

Recuerda que el calzado solo puede ser cómodo si está completamente seco. Si padeces una excesiva sudoración de los pies o por cualquier motivo se moja, nunca lo guardes en el armario hasta que no esté bien seco. Para ello, utiliza papel de periódico y déjalo descansar al menos durante un día. Nunca lo seques con una fuente de calor directa, como un radiador. Así solo conseguirás que se deforme y se estropee.

Si sabes cómo organizar un closet, lucirás siempre bien, tu día a día será más fácil, y tus prendas estarán bien conservadas.