El pasado 26 de febrero el teatro Dolby de Los Ángeles se vistió de gala para presentar los premios Oscar, también llamados premios de la Academia.

Los vestidos que lucen las grandes estrellas de Hollywood sobre la alfombra roja son un espectáculo para los espectadores y la prensa, y el mejor escaparate internacional para las firmas de lujo de todo el mundo.

Una alfombra roja bastante anodina

La alfombra roja de la 89 edición de los Oscar pasará a la historia por carecer de grandes sorpresas en los looks, y ser bastante anodina y “sin sustancia”. Los dorados, los tonos metálicos, y el rojo han sido los reyes de la noche de esta ceremonia de entrega de los premios del cine. Creo que en general destacaron los vestidos poco apropiados por encima de los vestidos elegantes. Y, salvo el precioso traje de Emma Stone, no hubo grandes emociones en lo que a estilismo se refiere.

Las mejor vestidas en de la Gala de los Oscar

Me gustaron:

  • Emma Stone, actriz ganadora del Oscar a la mejor actriz por La La Land, lució impecable un modelo de Givenchy dorado que realzaba su espléndida figura y que enamoró a la prensa y a los espectadores. La parte superior del vestido llevaba un maravilloso escote con bordados en los mismos tonos, y la parte inferior unos flecos en degradé que nos recordaban a los años locos.
  • Isabelle Huppert, nominada a mejor actriz por Elle, derrochó glamour con un elegante vestido plateado con incrustaciones de pedrería en cuello caja y manga larga, del diseñador Armani.
  • Ruth Negga, nominada a mejor actriz por Loving, acudió a la gala con un estupendo vestido rojo de cola, manga larga y cuello de encaje de Valentino.
  • De Marchesa, muy elegante, en tono gris perla, y emplumada estaba Octavia Spencer. El color le favorecía mucho.
  • La modelo, Karlie Kloss, lució un bonito vestido blanco firmado por Stella McCartney. Fue una de las invitadas que llevó un lazo azul en defensa de los derechos civiles.
  • La intérprete afroamericana, Viola Davis, ganadora de la estatuilla dorada a la mejor actriz secundaria por Fences, llevó un elegante y sencillo modelo rojo de seda de Armani, que resaltaba su figura.
  • También me gustó mucho, Alicia Vikander, quien lució un precioso traje negro con aire flamenco de Louis Vuitton.
  • Y la actriz, Kirsten Dunst, que estuvo acertada con un vestido negro y escote “palabra de honor” de Alta Costura de Christian Dior. Sus zapatos de Christian Lacroix y bolso tipo clutch de Roger Vivier, completaron un look correcto para la gala de los Oscar.

Los peor vestidos en los Oscar 2017

En la ceremonia de entrega de los premios Oscar siempre hay quienes se equivocan.  Aunque esto de las mejor y peor vestidas es un asunto algo subjetivo, ya que hay algunos vestidos a quienes les parecen una genialidad y un gran acierto, mientras que a otros les parecen una aberración y gran equivocación.

Desde mi punto de vista, las menos afortunadas en su elección para la gala fueron:

  • La actriz sudafricana, Charlize Theron, no acertó con el vestido plisado y escote en V de Dior que escogió para la gala. No estaba nada favorecida ni con el diseño del traje ni con el color. Su peinado irregular tampoco me gustó, y su maquillaje me resultó demasiado natural.
  • Muchos aplaudieron el look de Jessica Biel, compuesto por un vestido del diseñador Kaufman Franco y brillantes de Tiffany, pero para mí gusto las cuchilladas renacentistas de su traje me parecieron espantosas.
  • Salma Hayek deslució, con su peinado, maquillaje, y un busto demasiado prominente, un bonito vestido de Alexander McQueen.
  • Cynthia Erivo lució un vestido con un estampado demasiado Rococó de Paolo Sebastian. ¡Y por Dios, ese peinado…!
  • A Nicole Kidman la encontré muy monótono con ese modelo ajustado y bordado en pedrería de Armani del mismo tono de su piel. Correcta, pero plana.
  • Javier Barden y Gael García Bernal quisieron presentarse con un look desenfadado y decidieron hacerlo sin peinarse.
  • Teresa Palmer lució un extrañísimo vestido plateado de Prada que no le favorecía.
  • Janelle Monae, lució un vestido de Elie Saab con un miriñaque poco acertado. ¡Y mira que es raro que nos decepcione Elie Saab!
  • La actriz y cantante Sofia Carson lució un vestido blanco de Monique Lhuillier, que no le favorecía nada en el escote.
  • Scarlett Johansson, quien parece que hubiera compartido estilista con Charlize Theron, lució un look que no nos gustó. La vimos muy desordenada con un vestido vaporoso de estilo indie de Alaïa, acompañado de cinturón de tachuelas. Nada propio para la alfombra roja.
  • El vestido azul noche de Laura Dern era propio pero su peinado está muy desfasado.
  • Dakota Johson se pasó de dorada con su vestido retro en tono vainilla de Gucci, y accesorios en el mismo color. Los colores tan cálidos no le favorecen nada, y su peinado era muy poco elegante, y no estaba nada trabajado.
  • Tampoco le favorecía a Leslie Mann su vestido amarillo de Zac Posen, versión “me vine arrastrando el paracaídas”. ¿Será que recicló el vestido de la famosa escena del baile de La Bella y la bestia para la alfombra roja?
  • Ginnifer Goodwin, quien interpreta a Blancanieves para la cadena ABC, mostró un total look too much rouche: vestido de Zuhair Murad rojo, bolso de mano rojo, agarrado con sus manos con uñas rojas! Además, tampoco estuvo acertada ni con su peinado ni su maquillaje.
  • Ryan Gosling, nominado a mejor actor por La La Land, estaba muy guapo de smoking, aunque le hubiera cambiado las camisa de chorreras, por una más sencilla y elegante.
  • Hailee Steinfeld se pasó con su traje lleno de volantes, plumas, incrustaciones florales, transparencias y los brillos… ¡Demasiado para un mismo traje!
  • Otra con las plumas mal llevadas fue Sofia Boutella con vestido blanco y plateado, muy soso, de Chanel Alta Costura de la colección primavera 2017.
  • Felicity Jones se pasó de suave con un vestido de Dior que parecía más un traje de ballet que un atuendo propio de la alfombra roja de los Oscar.
  • Halle Berry, llevaba un precioso Versace dorado y negro, pero creo que su peinado tipo afro resultó desmedido.
  • Stacy London llevaba un vestido bastante bonito aunque lo acompañó con un bolso horrible y unas espantosas sandalias. ¡Qué manera de estropear un look!
  • Y Michelle Williams iba demasiado sencilla para una gala, como lo es la ceremonia de los Oscar, con un vestido bicolor de Louis Vuitton.

Con ganas de más glamour y derroche de estilo nos hemos quedado después de esta alfombra roja tan sosa. Tendremos que esperarnos a la gala del próximo año para disfrutar de los estilismos propios que una actriz de Hollywood deben lucirse en una gala como la de los Oscar.