La manicura con parafina es un tratamiento ideal si tienes la piel de las manos seca y deshidratada. El alto poder hidratante de la parafina consiguen unos resultados extraordinarios.

Si quieres proyectar la mejor imagen de ti, debes lucir unas manos con buen aspecto e hidratadas. La manicura con parafina es un viejo conocido tratamiento de belleza, y que tiene maravillosos efectos sobre la piel.

Las manos y los pies son las partes del cuerpo más castigadas con el paso del tiempo por lo que es muy recomendable hacer una manicura con parafina para recuperar la suavidad, tersura y juventud, puesto que la parafina las hidrata en profundidad.

¿Qué es la parafina?

La parafina es una sustancia sólida, opalina e inodora, que se obtiene de la destilación de una mezcla compleja de hidrocarburos saturados contenidos en el petróleo.

La que se utiliza en la manicura con parafina es muy refinada, y su temperatura de fusión apenas alcanza los 42 o C.

En la mayoría de los salones esta parafina se presenta enriquecida con esencias y principios activos, como el té verde, la lavanda, el melocotón, etc., que potencian sus propiedades hidratantes.

A nivel dérmico la parafina hidrata, nutre e ilumina la piel, y cuida las uñas. El resultado es el de unas manos y unas uñas suaves y bien hidratadas.

Parafina más allá de la manicura

La parafina engloba tratamientos de hidratación profunda que funcionan muy bien en pieles agrietadas, con problemas de deshidratación, sequedad o falta de elasticidad. Se puede utilizar en varias zonas del cuerpo siendo muy recomendado en manos, codos, pies, rodillas y muslos, y sobre el rostro, como mascarilla facial.

¿Cómo se funde la parafina?

¡Pues en un fundidor de parafina! Es un equipo similar al fundidor de cera pero está específicamente diseñado para fundir la parafina. Posee sólo una cubeta donde se introduce la parafina que se va a fundir. Cuenta con una resistencia y un termostato para regular la temperatura. Existen diferentes modelos que cuentan con formas y capacidades distintas, según si están destinados a introducir las manos, los pies o si la parafina se va a aplicar por pincelación.

¿Por qué la parafina en estética?

Los efectos fisiológicos que provoca el empleo de la parafina están derivados de la temperatura de aplicación y de las propiedades oclusivas que tiene esta. Fundamentalmente se emplean en tratamientos de hidratación de pies y manos. Su empleo está contraindicado sobre pieles que posean problemas vasculares debido a la temperatura a la que se aplica.

Manicura con parafina: procedimiento

Para que la manicura con parafina tenga los mejores resultados hay que seguir una serie de recomendaciones. El procedimiento estándar es el siguiente:

  1. Primero te acomodarán en un sillón y aplicarán un exfoliante para limpiar y preparar la piel de las manos, en el caso de manicura, o pies en el caso de pedicura.
  2. A continuación, y mediante un masaje, se aplica el producto específico de tratamiento, en caso necesario.
  3. Seguidamente, la esteticista te animará a sumergir la mano o el pie en parafina hasta 5 veces, esperando que esta deje de gotear de una inmersión a otra. La película de parafina que se forma tiene que ser lo suficientemente gruesa como para retener el calor.
  4. Después, te colocará una bolsa protectora de plástico y unas manoplas o patucos de felpa para mantener el calor.
  5. Aguardarás un tiempo de exposición de entre 15 y 20 minutos.
  6. Se retira la parafina.
  7. Y ya finalmente, te darán un masaje con un producto específico.

Tips para cuidar la piel de las manos

Para tener una piel de manos con buen aspecto hay que cuidarla. Los cuidados básicos que necesita son:

  • Una exfoliación semanal
  • Hidratarlas a diario con una crema que incorpore un elevado factor de protección solar.
  • Una mascarilla cada quince días

Tips para cuidar las uñas

Las uñas precisan una atención individualizada. La realización de manicuras a nivel profesional en centros especializados sería lo mejor para mantenerlas sanas y cuidadas. Algunos tips para cuidar las uñas en casa son:

  • Evita los jabones fuertes
  • Evita mantener las uñas mojadas o humedecidas. Y si estás mucho tiempo en contacto con el agua ¡no te olvides de ponerte guantes protectores!
  • Lima tus uñas buscando la forma deseada y procura que el largo de todas las uñas sea similar. Si tus uñas son anchas trata de buscar con el limado una forma más ovalada, si son largas y finas, es preferible que las uñas acaben en formas más rectas.
  • Con un palito de naranjo, empuja hacia atrás la cutícula, tratando de despegarla ligeramente de las uñas. Hazlo con cuidado, esta maniobra realizada incorrectamente podria lesionar la uña.
  • Date un masaje con una crema hidratante y aplica sobre las uñas un aceite específico de uñas.

Manicura con parafina: belleza y salud

La manicura con parafina consigue una buena hidratación de la piel de las manos, lo que conlleva a una mejora de la barrera de protección frente a los agentes externos, lo que favorece la salud general de nuestro organismo, además de mejorar enormemente el aspecto de las manos y los pies.