La chocolaterapia es el tratamiento a base de chocolate que permite obsequiar a nuestro rostro y cuerpo con múltiples beneficios.

El chocolate saludable es que incluye entre sus ingredientes un gran porcentaje de cacao, al menos, un 70%. No el chocolate con leche ni, mucho menos, al chocolate blanco. Además de ser un exquisito dulce, el chocolate tiene ciertas propiedades que lo convierten en un excelente producto para usar en tratamientos de belleza.

Mezcla para chocolaterapia

Chocolaterapia: aceite y chocolate

En cabina se mezcla el cacao con aceite de almendras dulces, se calienta hasta obtener una mezcla fluida, y lograda la densidad y temperatura deseada, se aplica sobre el cuerpo o rostro.

Beneficios de la chocolaterapia:

  1. Te relaja: el magnesio que tiene el cacao, es un mineral que actúa sobre nuestro sistema nervioso y nuestra musculatura, produciendo una sensación de relajación profunda de todo el organismo.
  2. Elimina el estrés. El triptófano, es un aminoácido del cacao que favorece la producción de.
  3. serotonina, un neurotransmisor que aporta sensación de felicidad
  4. endorfinas, sustancias naturales que proporcionan un efecto placentero.
  5. Es estupendo para la piel: las vitaminas y minerales del chocolate tonifica, remineraliza, nutre e hidrata la piel.
  6. Ayuda a combatir el envejecimiento: el cacao contiene antioxidantes naturales como los polifenoles, la teobromina y el tanino, que combaten los radicales libres y la oxidación celular, lo que convierte a la chocolaterapia en un fantástico tratamiento antienvejecimiento cutáneo.

    Chocolaterapia facial

    Chocolaterapia facial

  7. Estimulante y afrodisíaco: el chocolate aporta energía, y es afrodisíaco, gracias a la cafeína y la teobromina que contiene. Este efecto estimulante lo convierte en producto de elección en tratamientos corporales adelgazantes, anticelulíticos, desintoxicantes y reafirmantes.
  8. Tónico venoso y drenante: los polifenoles del cacao favorecen la circulación y tonicidad de los capilares sanguíneos, actuando eficazmente en celulitis edematosas y otras alteraciones estéticas vasculares.

Hay diversos tipos de tratamientos. Los más comunes son las envolturas a base de un mousse de chocolate, un peeling corporal, mascarillas, o los masajes faciales y corporales.