El término SPA, proviene del latín, Salutem Per Aquam (Salud por medio del agua). Sus tratamientos están basados en la utilización del agua, para realizar terapias de relajación (de allí su nombre). Por ende, en todo SPA, abundan las piscinas, los jacuzzis, saunas, etc. Y es que la idea es que si visitas un centro de éstos, puedas gozar de estos elementos, para liberar tensiones, acumuladas día a día. 

  • Hidroterapia

La hidroterapia es uno de los principales tratamientos que conseguirás en un SPA, está basado en el uso del agua, que se aplica a distintas temperaturas para manipular la temperatura corporal. Permite variar la temperatura del cuerpo mejorando las defensas, eliminando toxinas y preparando el cuerpo para recibir mejor otros tratamientos.

  • Tratamientos exfoliantes

Con éste tratamiento se manipula la piel con productos específicos que le dan mayor suavidad, lozanía y belleza. Estos tratamientos son ideales para que las pieles que han perdido su vitalidad y estén deshidratadas, recuperen la suavidad y frescura.

  • Masajes faciales

Los masajes faciales nunca están incluídos en nuestras rutinas de belleza, y no tenemos idea de lo beneficiosos que son, ya que con la estimulación,  la irrigación sanguínea de los tejidos que se renueva, alimenta la piel. Ayudará a tonificar la piel de tu rostro y a mantener la firmeza de los músculos subyacentes. Por otra parte, ayuda a mantener el funcionamiento normal de las glándulas sebáceas y sudoríparas.

  • Terapias envolventes

En este tipo de terapias se aplican cremas y otros productos sobre la piel para cubrir el cuerpo y actuar directamente sobre los poros. Purifica la piel y ayuda a bajar de peso. ¡Los mejores!

  • Tratamientos Corporales

Cuando buscas lucir una piel más fresca y lozana y definir mejor tu silueta, nada mejor que un tratamiento corporal. Existen tratamientos corporales adaptados a cualquier necesidad que tengamos, todos combinados con diferentes técnicas de masajes. Sólo busca el que mejor se adapte a tus necesidades.

Los tratamientos en un Spa, consiguen que por el tiempo que duren, te aísles del exterior, haciéndote olvidar el estrés y que te centres en tu propio cuerpo. Al relajar el cuerpo, tu mente también se relaja y, el malestar psíquico desaparece.

Dedicar unas horas al cuidado personal no es un privilegio para unos pocos, sino una merecida revancha contra el estrés cotidiano.

BEPRETTY

Disponible-en-el-App-Store0afa3c60.android-app-on-google-play