El tratamiento para manos resecas o manos deshidratadas es uno de los tratamientos de manos más demandado en los salones de belleza

¿Por qué tenemos las manos resecas?

El agua es la base de la vitalidad y la belleza de la piel. Cuando la cantidad de esta es insuficiente, la capa córnea pierde elasticidad, creando una sensación de tirantez.

Las agresiones ambientales y principalmente los productos químicos (jabones, detergentes, disolventes, etc.) provocan la deshidratación de la epidermis, la deslipidación del manto hidrolipídico que protege la piel, y aumentan las alteraciones pigmentarias.

La piel aparece reseca, áspera al tacto, enrojecida, con tendencia a agrietarse y sequedad en la cutícula y alrededor de la uña.

Tratamiento para manos resecas con técnicas cosméticas

Los tratamientos para manos resecas irán encaminados a hidratar y restaurar el manto hidrolipídico de la piel.

Con las emulsiones adecuadas se podrá proteger, e hidratar la piel de las manos con más en profundidad por su efecto oclusivo, que impedirá la pérdida de agua.

En cabina se aplicarán:

  • Cosméticos humectantes e hidratantes como glicerina, sorbitol, propilenglicol, NMF; emolientes de origen animal (lanolina) y vegetal (manteca de cacao, karité, jojoba); ácidos grasos (palmítico, esteárico, oleicos); aceites minerales.
  • Exfoliantes físicos y químicos: polvo de sílice, AHA, retinol, etc.
  • Baños de parafina: hidratan, suavizan la piel, eliminan toxinas y activan la circulación sanguínea, dilatan el poro y facilitan la penetración de otras sustancias.
  • Técnicas oclusivas: envolturas de cremas que facilitan la sudoración, utilizando film osmótico y envolviendo las manos en una toalla caliente.

Tratamiento con técnicas manuales

El masaje manual en manos de una esteticista activa la circulación de la sangre y el metabolismo cutáneo. Mejora el color de la piel gracias a la eliminación de células muertas, activa la circulación sanguínea favoreciendo el aporte de nutrientes y oxígeno a las células.

Tratamiento con aparatología

Algunos de los equipos empleados en cabina son:

  • Infrarrojos: radiación que produce calor.
  • Pulverización: pulverizar una infusión de camomila o loción hidratante.
  • Alta frecuencia, y efluvios: activan la circulación periférica.

Tratamiento parafina

La parafina es una sustancia sólida e inodora, que se obtiene de la destilación de una mezcla compleja de hidrocarburos saturados contenidos en el petróleo.

La parafina que se utiliza para los tratamientos de manos y pies está muy refinada. Su temperatura de fusión apenas alcanza los 42 grados C. Se presenta enriquecida con esencias y principios activos hidratantes.

El baño de parafina es un tratamiento profundo de la piel, fácil de realizar y con resultados inmediatos y visibles.

Este tratamiento con parafina permite la traspiración de la piel, provocando la hidratación natural de piel de las manos. Además, este efecto de a modo de “mini sauna” proporciona una hidratación instantánea y duradera.

Asesoramiento profesional

Las esteticistas de nuestros salones recomendarán además para el tratamiento de manos resecas:

  • Aplicar diariamente de cremas hidratación de protección con filtro solar.
  • Utilizar guantes de látex o goma cuando se requiera trabajar con agentes irritantes, y guantes de algodón o lana para proteger del frío y del aire.
  • Beber al menos 2 litros de agua al día.
  • Llevar una alimentación equilibrada y consumir abundantes frutas y verduras.
  • El número de sesiones dependerá del estado de la deshidratación de la piel, pero por lo general serían necesarias entre 15 y 20 sesiones.
  • La frecuencia será al principio de una vez por semana, para ir espaciando según su evolución a cada 10, 15 o 20 días.