¿Cuánto tiempo hace que no te consientes con un masaje?

Todas tenemos muchas cosas que hacer: el trabajo, los estudios, la casa, los niños, los amigos, los compromisos, la compra, esa hora para hacer ejercicio que nunca encontramos, y poco tiempo para hacerlas.

Pero te recuerdo, aunque sé que es muy obvio, que el día sólo tiene 24 horas, y por más que queramos alargarlo ¡no se puede! Así que debes aprender a gestionar el tiempo que le dedicas a tus actividades diarias, sin olvidarte de esa hora para ti.

Qué hacer para relajarte

Mujer relajándose en una tina

 

A veces, es necesario, “bajarse del tren” por unas horas para tratar de vivir de forma más pausada y
relajada.

Busca esas actividades que te ayuden a relajarte, como el deporte, el yoga, darte un baño aromático a la temperatura perfecta para ti, saltarte la dieta al menos por un día, y date un masaje relajante.

 

Beneficios de los masajes de relajación

Además, de la tranquilidad física y moral que proporciona un masaje de relajación, estos son sus otros beneficios:

  1. Libera la mente de toda preocupación. ¡No pienses, sólo relájate!
  2. Favorece la relajación muscular, ¡Descargarás la tensión derivada del esfuerzo físico!
  3. Ayuda a controlar la ansiedad, y ¡está demostrado que reduce los niveles cortisol, una hormona que se libera como respuesta al estrés.
  4. Mejora estados de depresión, ¡equilibra los niveles serotonina y la dopamina!, ambos neurotransmisores implicados en la depresión.Mujer dormida
  5. Alivia el dolor crónico de espalda, o derivado de enfermedades como la osteoartritis, o fibromialgia, entre otras.
  6. Combate el insomnio: ¡Mejora el sueño, te caerás rendida en la cama!
  7. Aumenta la inmunidad, ¡por lo que te enfermarás menos!
  8. Mejora el síndrome premenstrual, como la hinchazón o los cambios de humor.
  9. Reduce los dolores de cabeza y las migrañas.
  10. Contribuye a mejorar tu imagen física, verte más belleza, y con la piel radiante consecuencia del aumento del flujo sanguíneo en la zona.

 

¡Tu salud te lo agradecerá!, y ¡tú, te mereces ese momento sólo para ti!