Las flores de Bach son 38 remedios naturales, preparados a base de flores y plantas. Estas esencias naturales se utilizan para tratar diversos trastornos emocionales, como el miedo, la soledad, el insomnio, la desesperación, el estrés, la depresión o las obsesiones.

Con respecto a la eficacia de las flores de Bach, hay opiniones para todos los gustos. Desde los detractores hasta los máximos defensores de esta terapia alternativa. Hoy vamos a ver qué es esto de las flores de Bach, y cuáles son sus ventajas e inconvenientes.

Origen de las flores de Bach

La terapia de flores de Bach fue descubierta por el médico homeópata inglés, el Dr. Edward Bach, entre los años 1926 y 1934.

La esencia de esta terapia se basa en los estudios homeopáticos de Hahnemann, que se centraba en “tratar al individuo en vez de a la enfermedad”, ya que esta teoría afirma que la enfermedad corporal se desencadena por desequilibrios en la personalidad.

¿En qué se basa la terapia de las flores de Bach?

38 esencias florales constituyen la terapia de flores de Bach, cada una de las cuales está destinada a tratar una alteración emocional distinta, con el objetivo de eliminar los conflictos interiores, y en consecuencia, sus síntomas físicos.

flores-de-bach-2

El Dr. Bach clasificó sus flores en siete grupos, reuniendo aquellas que pertenecían a la misma categoría emocional. Cada uno de los 38 remedios ayuda a equilibrar una característica o estado emocional negativo en particular, por ejemplo: el miedo, insomnio, la falta de confianza, etc.

Flores de Bach para restablecer el equilibrio emocional perdido.

El Dr. Bach creía que la curación a nivel emocional permitía al cuerpo encontrar su propio estado natural de salud.

En palabras del Dr. Bach: Tan maravilloso como pueda parecer, alivie a su paciente de uno o varios estados de ánimo, tal y como se da en este sistema de curación, y su paciente mejorará.

Las flores de Bach consiguen restablecer el equilibrio emocional alterado al tiempo que favorecen la capacidad del cuerpo para restablecerse y curarse por sí mismo.

Una flor para cada emoción

Cada persona tomará la flor de Bach que necesite, y deben seleccionarse de forma personalizada. Encontramos según el estado emocional:

  • Agrimony, para la tortura mental enmascarada
  • Aspen, para la ansiedad de origen desconocido.
  • Beech, para la intolerancia.
  • Centaury, para personas serviciales que no saben decir “no”.
  • Cerato, para quienes dan demasiada importancia a la opinión de los demás.
  • Cherry Pump, para el control de la histeria.
  • Chestnut Bud contra la incapacidad de aprender de los errores.
  • Chicory para combatir el amor egoísta y posesivo.
  • Clematis para quienes dan demasiada importancia al futuro sin prestar atención al presente.
  • Crab Apple, es la flor limpiadora, para quien no se encuentra a gusto con su apariencia.
  • Elm, para aquellos que les puede la responsabilidad.
  • Gentian, para luchar contra el desánimo y triteza tras un contratiempo.
  • Gorse, para la desesperanza y derrotismo.
  • Heather para los egocéntricos.
  • Holly, contra el odio, la envidia y los celos.
  • Honeysuckle para los que viven en el pasado.
  • Hornbeam contra el cansancio.
  • Impatients, contra la impaciencia.
  • Larch, contra la falta de confianza.
  • Mimulus, para aquellos que sienten miedo a lo desconocido.
  • Mustard contra el abatimiento o depresión.
  • Oak, para personas incansables que superan su punto de agotamiento.
  • Olive, contra el agotamiento tras un esfuerzo físico o mental.
  • Pine, contra la culpa
  • Red Chestnut, contra la excesiva preocupación por los seres queridos.
  • Rock Rose, para combatir el terror y miedo extremo.
  • Rock water contra la abnegación y rigidez de pensamientos.
  • Scieranthus, para aquellos que son incapaces de tomar decisiones.
  • Star of Bethlehem, contra el shock o conmoción.
  • Sweet Chestnut conra la angustia mental de intentar algo con desesperanza.
  • Vervain, contra el exceso de entusiasmo.
  • Vine, para los dominantes e inflexibles.
  • Walnut contra las influencias no deseadas.
  • Water Violet para personas reservadas y dignas.
  • White Chestnut, contra los pensamientos no deseados y argumentos mentales.
  • Wild Oat contra la incertidumbre sobre la propia dirección en la vida.
  • Wild Rose, contra la resignación y apatía.
  • Willow, para luchar contra la autocompasión y resentimiento.

flores-de-bach-3

¿Cómo se obtienen?

Las esencias florales son preparadas a partir de las flores de plantas silvestres y árboles. Éstas se sumergen en agua y se exponen al sol o la ebullición.

Este proceso finaliza en una dilución bebible que se comercializa en pequeños frascos de 10 ó 20 mililitros en farmacias y tiendas especializadas. Además de centros que ofrecen este servicio a sus clientes.

Una terapia floral sin contraindicaciones

Los remedios florales son compatibles, y no sustituyen, a otros tratamientos farmacológicos. Además, no tienen contraindicaciones, no hay riesgo de sobredosis, no tiene efectos secundarios y no provocan dependencia.

Pueden beneficiarse de ellos, adultos, mujeres embarazadas, recién nacidos, y niños. Además, también hay opciones indicadas para animales y plantas.

Controversia sobre la eficacia de las flores de Bach

La comunidad científica discute que las flores de Bach tengan algún valor terapéutico más allá de los efectos atribuibles al placebo.