Te cuento mi historia y como inicio Zapatitos Rojos, centro de estética. Una historia guiada por la perseverancia y el amor.

Mi nombre es Karen Espinoza

Me críe en el campo donde mi entorno cercano no tenía ningún cuidado de belleza, ni existían los centros de estética y siempre fui muy vanidosa. Al llegar la etapa de la pubertad, mi piel comenzó a presentar acné, hice cuanto ungüento me decían y leí,  lo más efectivo fue, caracoles vivos en mi piel._FUN1252

Al llegar a Santiago a mis 17 años, no sabía que estudiar debía elegir a que dedicarme, y espere. A los 19 años descubrí la carrera de estética y simplemente lo supe, fue amor al primer instante.

A los 21 años comencé a trabajar en el spa del hotel W, a cargo de un médico dermatólogo, donde aprendí muchísimo. A los 23 años inicie mi consulta particular, consulta que mantuve hasta los 27 años cuando llego el momento más importante, emprender con Zapatitos Rojos.

 Zapatitos Rojos

Es un centro de estética con un concepto diferente. La industria y las maquinas han frivolizado a las personas, ya nadie comparte, todo se trata de competencia y dinero, a nosotros nos importan las personas y su bienestar, le damos espacio al amor, a la comprensión y al cariño. Queremos que las personas conecten con el cuidado propio, pero desde el amor que nace en ese acto, no desde la exigencia de hacerlo para conseguir belleza.

En mi experiencia con las personas

he aprendido que los síntomas son nada más que alertas de lo que sucede dentro de nosotros, y en la mayoría de los casos, cuando no te gusta algo estéticamente y lo quieres cambiar, debes hacerte consiente de que hábitos has llevado que han producido eso en tu cuerpo.

En nuestro centro de estética

No vendemos magia, ni prometemos resultados ambiguos, confiamos en nuestros tratamientos y te guiamos en el proceso para cambiar tus hábitos y obtener en conjunto el mejor resultado.

Lo más importante para nosotras es que disfrutes esta pausa de cuidado, donde el amor y la pasión por nuestro trabajo es el mayor detalle.img003

Cuando tú lo quieras hacer, te estaremos esperando!