Los nervios previos a la boda pueden haberte producido dolores de espalda o pinzamientos en los músculos, esta es una señal de que ya es hora de que te dediques tiempo a ti misma. Recuerda que es un día para disfrutar, así que mímate  y usa un tratamiento para el estrés como un masaje relajante, que eliminará todo el estrés y te ayudará a verte mejor. Durante el tiempo que dure el masaje tienes que tratar de no pensar en los preparativos pendientes. Desconéctate de la realidad de allá afuera.

Tratamiento para el estrés

Un masaje relajante te ayudará a aflojar los músculos y liberar la tensión no tan solo física sino mental también. Inclusive hay algunos que son combinados con tratamientos de belleza para la piel por lo que sus efectos terapéuticos te ayudaran a lucir más bella .Si tienes la oportunidad de irte a un spa para darte un masaje corporal, hazlo el día anterior a la boda. También puedes crear (o comprar) tu propio aceite para darte un masaje combinando un aceite puro como el de oliva, almendras o girasol con uno de esencias como lavanda, eucalipto o sándalo y listo. Sólo falta que te des ese tiempo a solas para conseguir la calma que te hará ver hermosa.

Aparte de ayudarte a calmar tu estrés, el masaje relajante contribuirá a que tu piel esté más tersa e hidratada, por lo que te verás mucho mejor.

Al estar relajado, tu cuerpo proyectará una mejor imagen y te sentirás más segura de ti misma. Te ayudará a mantener una excelente posición corporal, de manera que lucirás resplandeciente en todas las fotos.

Y finaliza tu delicioso día de spa con un tratamiento para el estrés para recuperar la energía que has perdido durante los meses anteriores. Siempre puedes echar mano de los masajes energizantes con aceites esenciales. El más popular y conocido es el tailandés, una técnica revitalizante que se realiza en el suelo y sin aceites.