Todos los años durante el mes de Octubre se crean campañas de concientización sobre el Cáncer de Mamas, y el día 19 de octubre se celebra el Día Mundial Contra el Cáncer de Mama, con el fin de informar, crear conciencia y promover que las mujeres se autoexamen, se hagan diagnósticos contra este terrible enfermedad.

Es por esto que en BePretty, nos unimos a esta maravillosa causa, y nos contactamos que dos mujeres que lucharon contra esta enfermedad, y ¡la vencieron!

La lucha de Lilí Rojas

Queremos que conozcas a Lilí  y su historia, aquí te dejamos que fue lo que nos comentó

14800894_1153297098091964_120263836_n

Cuéntanos Lilí, ¿Cómo te enteraste de que tenías esta enfermedad?

Fue después de un largo proceso, ya que acudí con varios médicos que me dieron diagnósticos errados. Ellos me hicieron pensar que estaba bien, pero yo sabía que algo andaba mal, así que continué.

Después de visitas con distintos ginecólogos, finalmente un especialista me dio la terrible, pero acertada noticia que me hizo comenzar a luchar por mi vida.

 ¿Cómo aprendiste a lidiar con esta enfermedad?

Primero con la fe y siendo muy valiente, creo que el ser positivas es un punto clave y fundamental al empezar esta batalla. Además de esto, siempre tenía presente en la cabeza que yo iba a poder superarlo. Cada mañana me despertaba pensando: “Lo voy a lograr”.

 ¿Qué fue lo que más te ayudó en este momento tan difícil de tu vida?

Mi fe hacia Dios y el amor de mi familia: mis dos preciosas hijas y mi mami.

¿Cuál fue el momento más feliz dentro del proceso que te tocó vivir?

Cuando me dijeron que había superado el cáncer, ya que no había rastro de él en mi cuerpo. Me dijeron que ya no había células cancerosas, así que prácticamente: ¡Lo superé!.  Aunque sigo acudiendo a mis citas periódicas de monitoreo.

¿Crees que pasar por esta experiencia te hizo crecer y aprender más de la vida?

Por supuesto que sí, ya que hoy entiendo el valor de muchas cosas. La percepción de la vida ahora es distinta. Actualmente puedo valorar situaciones o momentos que antes no.

Aprendí que es una bendición estar sano y la importancia de cuidarse a uno mismo. También tengo presente que la prevención es súper importante para poder salvar vidas.

¿Qué consejos les darías a la mujeres de hoy en día?

Creo que las mujeres de la actualidad se preocupan más por el amor, o el trabajo, o la familia que por su propia salud. Lo primordial para cualquier mujer debería ser estar saludable antes que otra cosa. El cuidar nuestra salud también es una forma de amarnos.

Además, que se revisen, que se exploren todo el tiempo y que no confíen en su primer diagnóstico, que siempre busquen alternativas. Que acudan con un médico especialista, que vayan con un oncólogo si reciben noticias sospechosas.

Y va también para los hombres, ya que ellos también podrían padecer cáncer en esta zona.

¿Qué sabes hoy que te podría haber ayudado antes?

De la prevención y el cómo cuidar mi alimentación, ejercitarme y tratar de no tener sentimientos negativos. Además saber que la valentía jugaría un papel primordial para poder enfrentar esta enfermedad.

Cuéntanos alguna historia entretenida que haya marcado esta fase de tu vida

Tengo algunas amigas que me han visto como un ejemplo de lucha contra el cáncer de mama. Más porque un par de ellas recientemente han sido diagnosticadas con ésta enfermedad. Es hermoso para mi poder compartirles mis conocimientos respecto a ciertos cuidados específicos en este proceso.

Además, siempre que puedo las llamo y conversó con ellas porque sé exactamente cómo se sienten en estos momentos. Es importante que además del apoyo médico, cuenten con apoyo moral. Yo trato de estar con ellas cuando me necesitan y darles ánimos, siempre decirles que ellas pueden.

Esta enfermedad me enseñó muchas cosas y entre ellas a ayudar a otras personas en la misma situación por la que yo pasé.

Para mi es muy especial que ellas me vean como un ejemplo a seguir, porque sé que mi esfuerzo valió la pena no solo para mi, sino ahora para otras personas, para mi familia y para mis amig@s.

Quiero decirle a todas las mujeres que se sometieron a algún tipo de mastectomía que no somos un par de senos. Así nos quiten uno o los dos senos, nuestro valor real siempre es interior, el alma vale más que nuestro físico. Nuestra inteligencia, valentía y sobre todo nuestra sonrisa están por sobre la apariencia de un par de senos.

Creo firmemente que estando en una situación de cáncer de mama, es mejor vivir sin senos que a morir con o por ellos. 

Be pretty, inside!

La lucha de Jeannette

También hablamos con Jeannette que nos compartió su experiencia y cómo cambió su vida después de esta terrible enfermedad.

Cuéntanos Jeannette, ¿Cómo te enteraste de que tenías esta enfermedad?

Sentí ardor y picazón en la mama, me palpe y sentí una protuberancia en la mama, justamente ese año, no había hecho mi mamografía anual, así que solicité hora en mi consultorio y la matrona de este rápidamente me consiguió hora para ser atendida en el Hospital San Borja Arriaran.

¿Cómo aprendiste a lidiar con esta enfermedad?

Al principio fue difícil por las siguientes razones, estaba sola cuando recibí los resultados de mi biopsia, me contuvo Cynthia, de patología mamaria, mi pareja se alejó y posteriormente me dejó. Me sentí que tenía algo contagioso, no se si la gente por temor o ignorancia se aleja, amigos, familiares etc. también se alejaron de mí.

Luego me enteré de la Fundación Yo Mujer, donde afortunadamente recibí todo el apoyo necesario, orientación de la enfermedad, apoyo emocional con psicóloga, terapias de reiki, flores de bach, orientación para mi hijo respecto a esta enfermedad, pude incorporarme a clases de yoga, a sentirme acompañada, querida, estimada en sesiones. Lloré muchas veces, pero mientras pasaba el tiempo fui sobrellevando esta enfermedad, pude darme cuenta que no estaba sola, que no era la única y que podíamos hablar de esto, que podíamos contar nuestras vivencias. Al escuchar a otras con esta enfermedad, podía darme cuenta que habían muchas mujeres con vivencias parecidas.

¿Qué fue lo que más te ayudó en este momento tan difícil de tu vida?

Aprendí a valorar la vida, el despertar día a día ya es un regalo, solo aprendes esto cuando vives algo así, también vivir intensamente y descubrirme en otras facetas, tales como la danza árabe, en el teatro encontré espiritualidad, en el yoga conocer mi cuerpo y fundamentalmente tener una actitud positiva, logré cambiar mi alimentación, aprendí amar a los animales, apreciar la naturaleza y ser feliz con lo que tengo alrededor de mi, cosas simples de la vida.

¿Cuál fue el momento más feliz dentro del proceso que te tocó vivir?

Descubrir que, a pesar de lo vivido, he tenido la oportunidad de vivir y descubrirme como persona en otras facetas y aptitudes que nunca imaginé que tenía, saber que hasta el momento está controlado, pero sin dejar de asistir a todos mis controles .

¿Crees que pasar por esta experiencia te hizo crecer y aprender más de la vida?

Definitivamente sí, como lo explique anteriormente .

¿Qué consejos les darías a la mujeres de hoy en día?

Controlarse una vez al año con la mamografía, conocer su cuerpo, palparse, hacer caso de las señales que te entrega tu cuerpo de los primeros síntomas, no dejar pasar esas señales que son cruciales para descubrir a tiempo el cáncer de mama.

¿Qué sabes hoy que te podría haber ayudado antes?

No dejar pasar el control anual de mamografía

Cuéntanos alguna historia entretenida que haya marcado marcado esta fase de tu vida

Descubrir qué puedes hacer todo lo que te propongas en la vida, como el teatro donde ahora puedo actuar en mi Centro Cultural Tio Lalo Parra, la danza árabe que me apasiona. Que todo en esta vida tiene una razón de ser, lo que vivimos, lo que nos ocurre es por algo, es para aprender, nos deja enseñanza ser positivo, ayuda a sentirte bien y no entregarte a la desesperanza que en el fondo te consume .

Espero que mi testimonio sirva a otras mujeres que se sienten angustiadas por esta enfermedad, gracias por querer saber lo que muchas mujeres padecemos.

 

Dos mujeres luchadoras que pasaron por momentos malos, pero que al final del camino fueron un final feliz, es por esto que es tan importante que te hagas tus mamografias anuales, te cuides y que te autoexamines. En estos links puedes hacer en 3 simples pasos.

Chile 

Colombia